Reparación de lavadoras.

Cómo reparar una lavadora

Reparación de lavadoras.

Existen muchas ocasiones en que nuestra lavadora comienza a darnos ciertos problemas, muchos de ellos son “comunes” en este tipo de electrodomésticos. Pues bien, ya no es necesario que llames al técnico por una reparación que tu mismo podrías hacer en cuestión de minutos, ahorrándote mucho dinero y dolores de cabeza.

Reparar lavadoras

Que podamos o no arreglar una lavadora va depender en absoluto del problema que ésta misma presente. Y de hecho, algunas herramientas no nos vendrían nada mal para no tener inconvenientes con la reparación.

Pero antes de pasar a lo bueno te queremos dar una serie de recomendaciones que tienes que tomar en cuenta antes de empezar con la reparación manual. Para empezar, lo primero que tienes que verificar es si tu lavadora está totalmente desconectada de la corriente, si no es así vamos a desenchufarla para que no pueda causar un accidente.  Y otro consejo es que si no tienes mucha experiencia no comiences a desarmar la lavadora por partes, esto puede salir contraproducente. Mejor primero asegúrate cuál es el problema que tiene tu lavadora y desmonta solamente la pieza que requiere el mantenimiento.

A continuación te hablamos de algunos problemas comunes y sus causas y soluciones. Esperamos te sean de utilidad, no son todos los problemas que existen pero si los que con más frecuencia ocurren.

Soluciones para una lavadora que no carga bien el agua:

Arreglar lavadora

  • Antes que cualquier cosa debemos checar si hay algún atasco o algo que esté estropeando la manguera de entrada del agua, o bien si el filtro está tapado o contiene demasiada suciedad.
  • Otra posible causa podría ser que la corriente a la que esté puesta no tenga la potencia suficiente. Una lavadora funciona a 220V.
  • Fallo del programador al activar la electro válvula, girarlo a varios puntos para ver si la activa. Podemos comprobar si falla la electroválvula checando si llega corriente a la electroválvula, que está conectada a la goma de alimentación de agua. Si no se detecta corriente, es falla el programador. Si sí recibe, la avería estará en la electroválvula y por lo tanto debemos cambiarla.

La lavadora no carga suficiente agua o carga de más.

  • Esto lo regula un presostato en la parte superior de la lavadora y va conectado mediante una goma delgada al fondo del tambor. Este dispositivo viene con los reglajes de fabrica por lo que no es muy recomendable cambiarlos. Si fuese necesario, porque la lavadora cargue poca agua o mucha, derramándose por el cajón del detergente, podemos regularlo usando los tornillos que lleva. Cuando esté regulado, echamos una gota de sellador para que no se aflojen los tornillos. Si no funciona, lo cambiamos.

¿Qué pasa si el programa de mi lavadora no avanza?

  • O bien existe un exceso de jabón que impide que varíe la presión del aire o el preostato se encuentra en mal estado. Cabe mencionar que el preostato es una de las piezas que más comúnmente se cambian en las lavadoras. Por lo que por ahí podría estar tu problema.

Problemas y soluciones cuando la lavadora no da vueltas al arrancar.

  • ¿La puerta está bien cerrada? ¿La goma de sujeción que fija la puerta no se ha soltado? Intenta encontrar cualquier motivo que cause que la puerta no cierre bien.
  • Otra posible causa puede ser que la correa de la polea esté averiada por lo que puede impedir que el motor gire. Si tu problema es éste tienes que cambiar el condensador del motor por uno que sea de la misma capacidad.

No se evacúa el agua sucia.

  • Para empezar retiramos el tapón de drenaje para checar si no se ha obstruido con algún objeto en las aspas del circulador. Otro punto importante es revisarel motor de desagüe (Se encuentra en laparte inferior de la lavadora). Para saber si funciona correctamente la aplicamos corriente directamente. Si su funcionamiento no es el correcto, está de más decir que lo tenemos que cambiar.

Más información: Videotutorial sobre como reparar una lavadora y Repara la lavadora tu mismo, el manual más completo de Internet.

Una Lavadora que no centrifuga

Es normal que con el uso, nuestras lavadoras sufran algún tipo de avería y dejen de funcionar, y si no tienes dinero para comprar una nueva o para llamar a un profesional que te apoye con la reparación, no te desesperes arreglar la mayoría de las averías en una lavadora es sencillo. Si sabes usar tu lógica y cuentas con habilidades manuales, arreglar tu lavadora te puede salir mucho más barato de lo que te imaginas. Hoy te explicaremos como arreglar uno de los problemas más comunes, una lavadora que no centrifuga.

Lavadora que no centrifuga

Esta avería es muy fácil de detectar ya que cuando se presenta lo primero que podemos notar es el agua jabonosa estancada en la tina de nuestra lavadora, o si centrifuga de manera inadecuada nuestra ropa queda con jabón, sucia y empapada. No olvides verificar que la tapa este bien cerrada y no sea esta la razón del problema.

Lo primero que debes hacer detectada la avería es desconectar tu lavadora de la corriente, y lo segundo es voltearla del lado contrario hacia donde estén los controles, para evitar que el agua que queda en la tina los moje.

Ya con tu lavadora volteada lo primero a revisar es la banda, verifica que no esté rota o en mal estado, de ser este el problema repararla te resultara muy fácil y barato. Lo siguiente es revisar las poleas, su estado y si pueden dar vuelta, de nuevo si encuentras algún mal funcionamiento lo mejor es cambiar la pieza, para esto tendrás que retirar la banda.

Otra parte que suele fallar y ocasionar problemas con el centrifugado es la bomba de agua. Si te das cuenta de que ese es el problema tendrás que retirarla para revisarla más de cerca. Retira las mangueras que dejan pasar el agua y desatornilla la bomba con cuidado. Revisa bien que pueda girar sin problemas con la mano, y que no tenga obstrucciones en la polea o en el interior. Si tiene alguna pieza suelta es posible que la puedas volver a pegar o retirar obstrucciones, en el peor de los casos tendrás que reemplazarla por una pieza idéntica o una genérica que sea compatible con tu lavadora.

Estas son las averías más comunes que ocasionan un problema en el centrifugado de una lavadora, si ninguna de las anteriores es la razón del mal funcionamiento, podría ser el motor, para lo que te recomiendo contactar a un profesional si no cuentas con los conocimientos necesarios para repararlo.

Elegir la mejor Lavadora

Si estás a punto de comprar un electrodoméstico es recomendable que investigues un poco sobre las marcas, las cualidades de los aparatos y sobre las garantías que te ofrece cada una. Pero muchas veces no tenemos tiempo para eso o simplemente no nos interesa comprar según la marca, es por eso que hoy vamos a enseñarte como elegir la mejor lavadora para tu casa.

elegir la mejor lavadora

Todos somos diferentes y tenemos distintas necesidades, incluyendo el tamaño de los bolsillos, pero cuando compramos algo como una lavadora tratar de ahorrar dinero al inicio nos puede llevar a comprar algo que se desgaste rápidamente. Así que estás son las cosas realmente importantes a considerar al comprar una lavadora.

Cargas

Carga frontal.- Para usar este tipo de lavadora es necesario agacharte para introducir o sacar tus prendas de ropa, lo que a la larga te puede resultar cansado. Está lavadora te vendría bien si vives en un lugar con poco espacio, así puedes colocar muebles sobre ella sin que te estorben, pero no es muy recomendable si sufres de problemas en la cadera o eres de edad avanzada.

Carga superior.- Esta lavadora se carga en la parte superior, así que no es necesario agacharse, pero si debes estirarte hasta el fondo del tambor. A diferencia de una lavadora de carga frontal no se puede colocar nada sobre la ella.

Capacidad

La capacidad de carga normalmente varía entre 5 y 10 kilos de ropa, dependiendo del modelo y marca. Hoy la mayoría de las lavadoras permiten cargas menores al máximo, así que si comprar una con gran capacidad te puede resultar más práctica en algunas ocasiones.

Ciclos

Mientras más moderna sea tu lavadora puede contar con mayor número de ciclos distintos, los más comunes son para ropa delicada, ciclo rápido, ecológico, o ciclo rudo. Las nuevas tecnologías incluyen lavado con vapor, diferente tipo de temperatura, entre otros, y aunque esto resulte muy atractivo debes considerar si son realmente necesarios y si se adecuan al tipo de cargas que vas a lavar.

Ahorro de energía y agua

Hoy casi todos los electrodomésticos pueden ser comprados ahorradores de energía, y en el caso de las lavadoras ahorradores de agua, si el precio no es un impedimento para ti, comprar una lavadora ecológica puede ser una buena opción, ya que te traerá un costo beneficio a mediano y largo plazo, en tu consumo eléctrico y de agua.

Estos puntos básicos serán de gran ayuda para comprar tu lavadora, después de saber cuáles son tus necesidades ahora sólo resta buscar la marca que te de la mejor garantía y precio.

Lavadoras Ahorradoras de agua

En este blog además de hablar de varias marcas en lavadoras también hemos hecho hincapié en las máquinas que ahorran electricidad, agua, que facilitan el planchado o que eliminan ácaros del polvo, y hoy vamos a hablar de forma más específica de las lavadoras ahorradoras de agua, como funcionan y que tan conveniente es tenerlas.

lavadoras ahorradoras de agua

La cantidad de agua que consume una lavadora está ligada directamente a la capacidad en kilos de ésta, por ejemplo, una lavadora con una capacidad de carga de 7 kg. de ropa puede consumir desde 42 hasta 62 litros de agua, contra una de 5Kg. que consume entre 39 y 52 litros. Con estas características el consumo de agua en un hogar promedio se va hasta las nubes, y repercute en dos cosas, el gasto fijo de la familia y en el impacto ambiental.

Gracias a los avances tecnológicos en las lavadoras hoy contamos con máquinas que ahorran hasta un 50% de agua en comparación a sus predecesoras. Además existen funciones como el lavado con vapor, que además de ahorrar agua ayuda a disminuir el tiempo de planchado, quita manchas elimina ácaros y manchas difíciles de quitar.  Desde el 2012 en muchos países alrededor del mundo se empezaron a ver etiquetas en los electrodomésticos que indican el porcentaje de ahorro, en el caso de las lavadoras es más común que aparezca el “consumo anual” tomando 220 ciclos como un año normal de uso.

Dependiendo del presupuesto con el que podamos contar podemos elegir entre más opciones de lavadoras ahorradoras de agua, el precio no varía mucho entre las marcas, sino que depende más de las funciones que posea.

Las marcas más recomendables son General Electric, LG, Samsung, Maytag, Whirpool, Panasonic y Bosch. Aunque hay opciones igual de buenas en cada país estas que mencionamos son las más conocidas a nivel mundial.

Las ventajas de invertir en tecnología son muchas y en algunos casos hasta puede ser redituable a mediano y largo plazo. Las lavadoras han dado un brinco al siglo veinte uno, y aún hay varias marcas desarrollando mejores tecnologías. Así  no es para nada una mala idea pensar en invertir un poco más en una lavadora inteligente e ahorradora.

Arreglo de Lavadoras

Desde que se inventaron, nuestras lavadoras se convirtieron en una herramienta básica para el hogar, y como toda herramienta llega a tener sus desperfectos. Algunas personas optan por comprar una nueva siempre que algo falla, pero no todos tenemos las posibilidades económicas de hacerlo, y para las personas que les gusta hacer las cosas por ellas mismas hoy traemos todo lo que deben saber referente al arreglo de lavadoras.

Arreglo de Lavadoras

Para poder arreglar una lavadora debemos saber cómo funciona, ya que desempeñan varias tareas, usan ciclos de lavado que operan por tiempo, motores, ingreso de agua, expulsión de agua, exprimen, y modifican la temperatura del agua, y esto es sólo hablar de las cosas básicas que hace una lavadora.

Antes que nada debemos tener paciencia, ya que el funcionamiento de una lavadora puede resultar un poco más complejo de lo que la mayoría piensa, pero no es nada del otro mundo. Se debe ver el lago lógico de las cosas para poder entender su funcionamiento, y por último actuar.

Para la gente que tenga una lavadora inteligente será algo más fácil saber por dónde empezar ya que la mayoría te estas lavadoras te da un diagnóstico de lo que está pasando. Para la gente que no tenga una lavadora inteligente están los siguientes pasos:

1.- Identifique bien la falla lo mejor que pueda, encienda la lavadora y observe que es lo que pasa. Si es necesario obsérvela por la parte de abajo.

2.- Asegúrese de que la perilla o el reloj se encuentre en la posición correcta.

3.- Verifique que la puerta de la lavadora cierre bien.

4.- Revise que las mangueras y los grifos de agua están funcionando de manera correcta. Que las mangueras no tengan dobleces, y de paso el nivel de agua en el control.

Ya que se revisaron todos los controles de la lavadora y sabemos en qué parte se encuentra el problema pasamos al desmontaje de nuestra lavadora.

Dependiendo de la localización del problema tenemos que buscar la forma de trabajar en él, por ejemplo si el problema está en los controles sólo se desmonta el panel de control, si el problema es la parte interna tendremos que desmontarla completa, y si lo que falla es la banda, alguna polea, o bomba de agua, tendremos que acostar la lavadora con cuidado de no dañarla y poder acceder más fácilmente a la parte de abajo.

Recuerda que siempre que estés reparando tu lavadora tienes que desconectarla de la corriente y de las mangueras de agua, tanto de entrada como de salida.

Lavadoras Inteligentes

A medida que avanza la tecnología nuestra vida se va haciendo cada vez más fácil, y hoy tenemos electrodomésticos de todo tipo con la etiqueta “inteligente” después del nombre, por supuesto no paso mucho tiempo para que tuviéramos las primeras lavadoras inteligentes, el post de hoy lo dedicamos a las innovaciones más importantes que incluyen este tipo de electrodomésticos.

lavadoras inteligentes

Con la finalidad de facilitar su funcionamiento las marcas más importantes de electrodomésticos han ido incorporando en sus máquinas mejores en el consumo de energía, algo que agradece mucho el planeta y las personas que buscan una vida más ecológica, este adelanto es sin duda uno de los más importantes. Los rangos de ahorro van normalmente del 10% al 50% contra lavadoras que no son inteligentes.

Otro punto positivo de estas lavadoras es el ahorro de agua, las nuevas máquinas lavadoras incorporan sensores internos que detectan la carga exacta de ropa,  el tipo de tejido que queremos lavar, y la dureza del agua. Gracias a estos datos las nuevas lavadoras pueden calcular la cantidad exacta de agua necesaria para el ciclo y el tipo de lavado, logrando una limpieza óptima y un ahorro de hasta 30% en el consumo de agua.

Marcas como LG van incluso más lejos en la tecnología que implementan, con su sistema Smart Diagnosis (Diagnostico Inteligente), realiza un autodiagnóstico para el usuario, detectando así complicaciones en el funcionamiento el su mayoría fáciles de solucionar, y evita visitas innecesarias de los técnicos y averías graves en la máquina.

Con la finalidad de facilitar el planchado se ha añadido una función de vapor durante el lavado, que suaviza en un 50% la ropa y prolonga la vida de los tejidos. Además esta función sirve para eliminar malos olores, ahorra un 35% de agua y un 20% de electricidad comparado con el lavado convencional.

Las nuevas lavadoras incluyen otros cambios sencillos pero importantes en el desempeño, como sistemas de amortiguación y reducción de vibraciones que las hacen mucho más silenciosas que una lavadora tradicional. Una mayor capacidad de carga sin aumentar las dimensiones externas, superando fácilmente los 10 Kg. de ropa.

Como verán son muchas las mejoras que se le han hecho a la lavadora convencional y eso únicamente durante las últimas dos décadas, los nuevos modelos incluyen sistemas antialérgicas que matan a los ácaros del polvo, y hasta Wi-fi, para sincronizar nuestra lavadora inteligente a un teléfono inteligente, así sabemos cuándo termina de lavar y podemos recibir información relevante de la máquina.

Repuestos de Lavadoras

Todos los electrodomésticos sin importar la marca o que tanto gastamos en comprarlos, en algún momento tendrán alguna avería, y podemos hacer dos cosas, comprar uno nuevo o repararlo. Pero mientras ese momento llega, hoy te hablaremos de los repuestos de lavadoras más comunes.

Repuestos de Lavadoras

Partes eléctricas

Resistencia: Desde hace varios años las lavadoras incluyen la opción de lavar con agua caliente o tibia, debido a que facilita sacar las manchas. Es lo primero que debemos revisar al tener problemas con la temperatura del agua, seguido del termostato.

Válvula de entrada de agua: Esta pequeña parte se encarga de dejar pasar el agua para que se llene el tambor. El problemas más común es que se atasque con cal, y la mayoría de las veces sólo ocupan limpieza.

Motor: Es el encargado del giro del tambor para poder realizar el lavado y secado de la lavadora, gira hacia ambos lados. Cuando deja de funcionar en la mayoría de los casos se debe reemplazar.

Temporizador: Esta es una parte que se avería en la mayoría de las marcas, debido a su uso tan continuo, al igual que el motor normalmente se debe reemplazar cuando se descompone.

Partes Mecánicas

Correa o banda: Este es el repuesto que más se reemplaza de todos, su función es hace funcionar la bomba de agua y la transmisión con la potencia del motor. Lo más recomendable es cambiarla por una nueva, además es muy económica.

Amortiguadores: Cuando el tambor se encuentra fuera de balance tiende a quebrar o desgastar de más los amortiguadores, que sirven para estabilizarlo mientras lavamos. Se deben comprar nuevos cuando dejan de funcionar.

Bomba de agua: La bomba se encarga de vaciar el tambor cuando la lavadora está secando, en algunas ocasiones la polea que posee se rompe y debe ser cambiada. Otro problema que puede presentar es que se atore y deba ser cambiada.

Filtro: Se encuentra situado en el tubo de desagüe y se encarga de retener objetos que puedan obstruir la lavadora o dañarla por dentro. Se puede limpiar o cambiar por uno nuevo dependiendo de su estado.

Estas no son todas las partes que componen una lavadora pero son las que más se descomponen. Recuerda que en el momento que te pase debes saber el modelo exacto de tu lavadora, aunque se fabrican muchas repuestos de lavadoras genéricos para distintas marcas, en algunas ocasiones se necesita una pieza idéntica para que todo vuelva a funcionar correctamente.