Reparar el sensor de tu lavadora LG

En este práctico tutorial podrás aprender cómo resolver uno de los problemas en tu máquina, que es poco común pero muy fácil de arreglar, reparar el sensor de tu lavadora LG. Nuestra lavadora de última generación nos ayuda a identificar este problema gracias a su pantalla digital que nos despliega el código de error “LE”, que aparece cuando el tambor no gira. Esto generalmente ocurre cuando el sensor se ha soltado de los cables en la parte posterior de tu lavadora, o el sensor ha dejado de funcionar. Si al revisar los cables aún están conectados al sensor, será necesario reemplazarlo para reparar la lavadora.

repara el sensor de lavadora LG

Recuerden que el primer paso es desconectar la alimentación eléctrica de la lavadora, como ya lo hemos comentado en ocasiones anteriores, es para prevenir accidentes y que no nos impida la movilidad. Después hay que desconectar la lavadora de la toma de agua y drenar cualquier contenido de líquido que quedara en el tambor. Por último hay que separar o mover la lavadora a un área con espacio para trabajar.

Debes colocar una toma de aproximadamente 17 milímetros en el perno del rotor, y girarlo a la derecha con la mano, y cuando el rotor esté en movimiento podrás aflojarlo. Cuando esté totalmente flojo podrás retirarlo con cuidado recuerda que es pesado.

Localiza los soportes de la parte inferior izquierda en el estator que sostiene los cables en la parte trasera de la tina. Encuentra el cable de tierra (verde) y retíralo. Jala el estator en la parte trasera de la lavadora, presiona las lengüetas en los cables del sensor y saca el arnés del sensor. Usa un destornillador de paleta para liberar el sensor.

Ajusta el sensor de repuesto, fija el estator de nuevo en la parte trasera de la tina, une de nueva cuenta el cable de tierra, y asegura los cables del estator en la parte trasera de la tina con los soportes de los cables.

Coloca el rotor en el estator, e inserta el perno en el torno. Coloca la toma en el perno y gira a la izquierda con la mano, a medida que el rotor gira aplica fuerza al perno para ajustarlo.

Por último vuelve a colocar el panel posterior de la lavadora, y vuelve a conectar las mangueras en la parte trasera de la máquina y conéctala en la toma de corriente. Al final sólo resta hacer las pruebas pertinentes y listo.

6 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *